12 mar. 2010

Un periodista con una vida de no ficción. ¿Debería sorprender a alguien?

Categories: , ,


¿Qué es lo que hará que el ser humano tantas veces se resista a aceptar la excelencia de una persona? Vaya a saber. La pregunta me la hago a mí misma, luego de leer varios artículos relacionados a este nuevo escándalo editorial disparado por la publicación de una biografía sobre el periodista Ryszard Kapuscinski, que murió en 2007 a los 74 años.

Se llama 'Kapuscinski Non-fiction' y fue escrita por Artur Domoslawski, quien se define a sí mismo como amigo del periodista. La publicación generó amplia polémica en Polonia, país natal de Kapuscinski, y hasta en la Iglesia.

Primero debería explicar brevemente quién fue Kapuscinski: corresponsal durante largos años en zonas de guerra y en países del tercer mundo, narrador privilegiado de lo que pasaba en ambos lados de la cortina de hierro en plena Guerra Fría, autor de varios libros traducidos a múltiples idiomas. Todo lo anterior no sería nada si no aceptamos -yo lo acepto- que era un gran contador de historias, que además sabía traducirlas en palabras escritas con maestría.

En el resumen su amigo lo acusa de colaborar con el régimen comunista polaco; además, dice que no todo lo que escribió era real. Aquello de narrativa de no ficción, dice Domoslawski, sería en parte narrativa de ficción. ¿Periodismo de ficción, existe?.

Leer más


Como siempre, ya se hicieron oír las voces a favor y en contra. El ministro polaco Wladyslaw Bartoszewski dijo lo suyo: "hay casas editoriales que se comportan como burdeles. No creo que publicase un libro mío en un sitio así". El autor, por su parte, le dijo a El País de Madrid que no cree haber dañado el buen nombre de su amigo con esta biografía."Esto prueba que era una persona más compleja que el mito que hemos creado. Yo sigo considerándolo un maestro".

Vaya a saber si alguien podrá probar jamás si el gran Kapuscinski fue o no colaborador o espía para el régimen comunista que dominaba Polonia. Vaya a saber si eso importa tanto como para descalificarlo. Su viuda ya explicó más de una vez que su marido debió negociar con las autoridades comunistas: era la única manera que tenía para conseguir permisos que le permitieran salir de su país; era la única manera que encontró para poder contar las historias que ahora nos permiten conocer pedazos de tierra y fragmentos de realidades que de otra forma no conoceríamos -al menos, yo no.

Todo esta cháchara para comentarles que sería bueno que ustedes opinen por ustedes mismo, para lo cual deberán leer a Kapuscinski (Ver Hay que leer). Además, les dejó estas entrevistas para seguir con el tema:

Entrevista con Ryszard Kapuscinski (publicada en Letras Libres, 2002)
Cañones contra Kapuscinski (Página 12, marzo 2010)

Artur Domoslawski.'"¿Nos dijo Kapuscinki toda la verdad?" (El País de Madrid, marzo 2010)

Y pueden leer uno de sus textos en una entrada pasada de este blog: "La fuerza de la palabras escrita"

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

No Response to "Un periodista con una vida de no ficción. ¿Debería sorprender a alguien?"